UNA APROXIMACIÓN AL CROWDFUNDING PARA PROYECTOS DE CÓMIC

Queridos fantasmas:

Después de una charla que di en la Universidad Complutense sobre Derecho y autopublicación me di cuenta de que la mayoría de los presentes sabían qué era el croudfounding pero no cómo manejarlo, ni que ventajas y desventajas tiene para los proyectos artísticos.

 

1. ¿QUE ES EL CROWDFUNDING?

 

Desde su página, Universo Crowdfunding, platea una distinción entre Crowdfunding y otras formas de financiación, tomando una definición de Wikipedia para la primera.

Cooperación colectiva, llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones

Y añade que su origen estaría en los proyectos Open Source.

El esquema, en un principio, es sencillo. Centrándonos ya en el mundo del arte diremos que:

  1. El artista ofrece una obra o un servicio en un plazo determinado y a cambio de unas recompensas.
  2. Aquellos que quieren obtener esos beneficios pagan por adelantado y después los reciben.

En realidad no es nada sencillo. Hay preparativos, plazos a cumplir, comisiones bancarias y problemas legales.

Vamos a intentar aclarar todo eso.

image

2. ¿ES UNA BUENA ELECCIÓN?

 

Depende. Más adelante veremos a quién le sirve esta forma de financiación. Pero o que sí debemos valorar son pros y contras de manera realista.

– PROS

    1. NADIE CENSURA: Aunque la lataforma tiene que aprobarlo la mayoría de los proyectos no tienen que pasar por ningún tipo de comics code.

 

  • NO COMERCIAL: No tienes que adaptar tu obra a los cánones comerciales habituales, en el caso del contenido editorial y tampoco a los canales habituales de distribución.

 

 

  • TÚ PONES EL PRECIO: Y por tanto se controla el beneficio, aunque habrá que adecuarlo a unos precios llamativos y realistas para poder sacarlo. Por otra parte que el Crowdfunding obtenga todo el totl no significa que sea un éxito más allá de conseguirlo. Es el autor el que decide que es el éxito y si quería esa comercialidad.

 

 

  • ESTÁS EN CONTACTO DIRECTO CON EL PÚBLICO: Jordi Bayarri, autor de cómic crowdfundeado afirma que esa es una de las mejores cosas de este tipo de financiación: “el lector es el que decide si el proyecto le interesa, sin intermediarios”.
  • ES UNA FORMA CONOCIDA: Actualmente podemos decir que está de moda (al menos a diciembre de 2014), pero ¡Cuidado! Esta es un arma de doble filo, si bien mucha gente se fiará de las plataformas y medios de pago esta fiebre por la novedad puede pasar, cuando se toma la simple novedad como valor está condenada a fracasar.

 

– CONTRAS (EXAMINADOS)

    1. MUCHOS PROYECTOS: Si pensamos que por estar en una plataforma de Crowdfunding vamos a tener menos competidores estamos equivocados. Rafael Jimenez Sánchez, que sacó su tebeo por crowdfounding nos cuenta que:

      El crowdfunding es una oportunidad para que proyectos que tienen dificultad para encontrar su sitio en el mercado editorial puedan tener una salida. Aunque son cada vez más las obras que optan por este sistema para su publicación. Huyendo de la forma más convencional de publicación. En un primer momento este sistema encontró en los autores noveles su público pero ahora son muchos los autores consagrados que optan por este formato.

      Es decir, hay oportunidad pero dando un vistazo a la cantidad de proyectos que puede haber en un sitio nuestro proyecto tendrá que tener calidad, en realidad seguimos compitiendo pero en otro tipo de mercado.

 

  • PUEDE NO REALIZARSE: Gustavo, un crowdfunder para la investigación, comentaba en su blog que su proyecto había fracasado, y daba consejos nada desacertados. Había aprendido de ese fracaso. no te desanimes, sólo un 45% de los proyectos de este tipo resultan efectivamente. Pero será práctico para tantear a tu público

 

 

  • TENDRÁS QUE REALIZAR TODO EL PROYECTO: Si estás dispuesto en un principio no habría problemas. Desde publicar y distribuir el tebeo, Rafel Jiménez nos decía que hay “problemas en la imprenta, problemas para cumplir los plazos… en fin los problemas de cualquier editorial” hasta la propia promoción del producto tal como afirmaba Jordi Bayarri “hacer una campaña del crowdfunding te obliga a promocionar tu proyecto“. Esto puede también tener su lado positivo porque precisamente se controla esa forma de producción y en muchas ocasiones las campañas de márketing de redes sociales no tendrán nada que envidiar a las de los proyectos, dependerá del interés que despiertes y del número de seguidores que tengas. Ese tiempo lo dedicas no como autor sino como editor y se podría haber dedicado a otro proyecto (Esta es la función básica de un editor).

 

 

  • LA GENTE PUEDE NO QUEDAR CONTENTA: El País, comentaba que hubo algunos contratiempos en crowdfundings no preparados o que terminaron por no cumplir lo esperado. En general este inconveniente lo tienen todos los productos en el mercado, no es sólo propio de este tipo de plataformas, pero habría que tenerlo en cuenta.

 

Esto nos hace preguntarnos: ¿A quién le sirve el crowdfunding? La respuesta es sencilla y complicada, le sirve a quien le sirve. Si algo demostró el conocido caso de la ensalada de patatas es que cualquier proyetco puede salir bien, en ocasiones, tal como les pasó a ellos demasiado bien, aunque pretendiesen precidamente desmitificar esta forma de financiación para artistas.

image

3. ¿QUÉ DEBE ESPERAR UN CLIENTE DEL CROWDFUNDING?

 

Eurogamer examinaba este punto en su artículo el Crowdfounding para videojuegos, a mí me gustaría hacer algo parecido con el mundo del cómic. En este articulo se decía que:

La gente da por hecho (erróneamente) que al financiar cualquier titulo esta haciendo una precompra.

Esto no es así, se puede crowdfoundear para mera investigación aunque, no obstante, DEBERÍAMOS especificar claramente qué ofrecemos como recompensa si tenemos pensado crear uno.

Respecto a este punto lo más decisivo es preguntarnos a qué altura del proyecto necesitamos lanzar el crowdfunding: Antes incluso de realizarlo (proyectos de investigación sobre el cómic o que necesiten una financiación presvia), proyectos con un pitch de cómic pero apenas realizados (como si nuestros clientes fuesen una especie de editorial, con lo que si no van a ver nuestro traajo es sólo recomendado para gente que ya tenga otros proyectos en el mercado) o bien terminado por completo o la mayor parte (para que el comprador se haga así una idea total del proyecto).

El público es consciente de que está ayudando a un emprendedor y no comprando un producto a una distribuidora, aún así cuanto más atractivos sean los extras del producto a conseguir más querrán invertir nuestros consumidores en el proyecto, basta darse una vuelta por las principales plataformas de crowdfunding para darse cuenta de ello o estar atentos a qué han ofrecido los proyectos parecidos al que queramos lanzar.

image

4. ¿CUÁL ES LA REGULACIÓN LEGAL?

 

Bayarri admitía que una de las cosas más difíciles de asumir era que “El problema inicial también fue la cobertura legal y/o fiscal. Aún hoy hay mucho desconocimiento y poca precisión sobre la legislación al respecto del micromecenazgo” Y tiene toda la razón.

Se habló de que España iba a querer regular las bases del crowdfunding ya que representan ingresos para aquellos que los hacen, surgieron algunas leyes que más que aclarar empantanaron el panorama ya que están hechas en sus bases con unas cifras que nada tienen que ver con e crowdfunding ni valora que la deducción n ha de ser en la cantidad total sino en el beneficio (ya que un crowdfunder tiene que tener en cuenta que de lo que pide además de ganar dinero deberá pagar con ello las recompensas y las tasas de la web/platafrma desde la que haya lanzado el crowdfunding.

Esta complicación de la legislación suge desde la monetización de internet y de la regulación para la obtencion de beneficios desde la red, ya que hay que contemplar el lugar desde donde se hace el crowdfunding, dónde está situado el servidor de la plataforma que lo lanza, etc,…

Ya han surgido algunas asociaciones cuyo objetivo es el de unirse para mejorar las condiciones fiscales del crowdfunding, también ha surgido algunas webs que recogen firmas y organizan peticiones. Lo más coherente para buscar asesoría fiscal para el crowdfunding, en caso de que quisiéramos hacerlo es pensar si nuestro proyecto da los beneficios suficientes como para poder delegar algo en terceros, dado que desde el momento en el que lo hagamos ya no será una completa autoedición hecha por nosotros.

Anuncios